Blog

¿Qué es la logopedia? 

La logopedia es la disciplina que interviene en la detección, promoción, educación, administración, evaluación, diagnóstico, tratamiento, pronóstico e investigación de las áreas de la comunicación humana y sus alteraciones

 

Dificultades de habla: 

¿Qué son? 

Un trastorno del habla es una afección que causa problemas a la persona que lo padece para crear o formar los sonidos necesarios para desarrollar correctamente el lenguaje oral y comunicarse. Los trastornos más comunes del habla son articulatorios, fonológicos, de falta de fluidez o trastornos de la voz. 

 

PRINCIPALES SIGNOS/SÍNTOMAS:

  • Dicción difusa y mal articulada.

  • Vocabulario es limitado.

  • Alteraciones del ritmo y del tempo del habla, tartamudez.

  • Cambios en el timbre de la voz, con problemas en el tabique nasal.

  • Lentitud en la construcción y posterior reproducción de frases.

  • Sustitución de sonidos o pronunciación alterada.

  • Afonía de la voz en ausencia de enfermedades virales o infecciosas.

  • Ritmo rápido y emisión de sonidos concretos al pronunciar las palabras.

  • Salivación excesiva.

  • Ausencia de capacidad para comunicar sus pensamientos a los demás.

  • Mutismo

 

Dificultades del lenguaje: 

 ¿Cómo se definen?

Alteraciones que dificultan la comunicación oral, tanto para hablar como para entender lo que otras personas dicen. Pueden ser de tres tipos:

  • Trastornos del lenguaje receptivo: representan la incapacidad de comprensión.

  • Trastornos del lenguaje expresivo: dificultan la capacidad de expresar pensamientos e ideas.

  • Trastornos mixtos: representan la incapacidad tanto para hablar como para entender correctamente.

 

SÍNTOMAS

En el lenguaje receptivo, los síntomas principales son tener problemas para comprender lo que los demás dice, para seguir instrucciones sencillas y para organizar la información que uno oye. Estos síntomas son difíciles de detectar a temprana edad.

 

En el caso del lenguaje expresivo, los síntomas pueden identificarse más fácilmente a temprana edad. No empezar a hablar hasta los dos años, empezar con tres años pero siendo difícil lo que dice, o tener dificultades para explicar algo pueden ser síntomas de trastornos del lenguaje expresivo.

 

 

Dificultades de aprendizaje: 

¿En qué consisten? 

Los trastornos del aprendizaje implican un rendimiento en áreas académicas significativamente por debajo de lo esperado (normalmente unas dos desviaciones típicas al resto de iguales). No obstante, dichas dificultades no se asocian a un coeficiente intelectual bajo. 

 

Tipos: 

Dislexia

Dificultad de aprendizaje específica de la lectura. 

Las personas con dislexia encuentran dificultades a la hora de asociar sonidos y letras; esto hace que, cuando leen o escriben, no puedan diferenciar la manera correcta de representar o reproducir cada fonema.

Disgrafía

Consiste en una acusada dificultad para expresarse por escrito.

La comprensión de las letras y de cómo estas forman palabras resulta para estos pacientes extremadamente complejo.

Disortografía

Consiste específicamente en la dificultad para escribir de manera ortográficamente correcta, y no tanto al trazado de la escritura.

Mientras que la persona con disgrafía escribe letras que no son reconocibles, se sale de los márgenes o es incapaz de seguir un renglón, los pacientes con disortografía lo que experimentan es incapacidad para comprender las reglas ortográficas. Se trata, por tanto, de desordenes diferenciados, aunque pueden darse simultáneamente en una misma persona.

Discalculia

Dificultad específicamente referida al campo numérico. Así, los niños que tienen este trastorno suelen experimentar dificultades comprendiendo los números o los símbolos matemáticos. Para estas personas, el uso del pensamiento abstracto y la realización de cálculos cuantitativos resulta extremadamente difícil.

Es importante, por tanto, el diagnóstico del problema de forma precoz para evitar complicaciones mayores en el desarrollo de los niños y poner en marcha un tratamiento basado en la intervención logopédica, mediante la coordinación de terapia física, psicológica o con otros profesionales del entorno del paciente, según el caso. 

 

(Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, DSM-V; APA).